Cuenta la historia ideal

Nos gustan las historias con final feliz, y queremos que la tuya también acabe bien. Lee los consejos para contar tu historia de la forma más eficaz posible.

Mucho amor y algún que otro consejo útil

Un llamamiento o un proyecto exitoso debe fundamentarse en la espontaneidad y la acción, y guiarse por una planificación adecuada y buenas prácticas. Estas son nuestras recomendaciones para recaudadores de fondos y organizaciones sin ánimo de lucro

  • Planifica

    Antes de ponerte en marcha, planifica tu llamamiento: ¿por quién lo haces? ¿Por qué lo haces? ¿Para qué lo haces? ¿Qué quieres obtener? ¿A quién se lo dirás?

  • Prepara un plan de comunicación

    Planifica cómo compartirás el llamamiento: establece un calendario para la publicación de las actualizaciones en las redes sociales y por correo electrónico a fin de atraer donantes a tu causa.

  • Pon tu foto de perfil

    Date a conocer y elige una foto en la que se vea bien tu cara, preferiblemente con una sonrisa.

  • Piensa en tus amigos

    Cuando escribas, recuerda que estás hablando a tus amigos. Muéstrate tal cual, sé espontáneo y natural y verás que conseguirás involucrarlos sin grandes esfuerzos.

  • Habla de ti

    Cuéntales a tus donantes quién eres y qué te empuja a actuar. Quienes te conozcan descubrirán una faceta tuya nueva y quienes no te conozcan tendrán más motivos para decidirse a apoyarte.

  • Escribe un título claro

    El título debe ser directo y comprensible, y decir con pocas palabras qué quieres hacer y para quién.

  • Olvídate de los detalles

    Deja los detalles técnicos del proyecto en manos de la organización sin ánimo de lucro. Lo mismo ocurre con la información sobre los gastos asociados a cada actividad: ¿te los ha comunicado directamente la organización, por ejemplo, en una carta pidiéndote ayuda? Si es así, no pasa nada. En cualquier caso, ¡no te los inventes!

  • Un buen resumen

    Toda descripción breve que se precie debe expresar claramente qué pasará si todo va bien y cuándo sucederá.

  • Apuesta por las redes sociales

    Utiliza todos los medios de comunicación que te parezcan útiles para lograr tu objetivo. Las redes sociales son ideales para empezar, pero no te olvides de que fuera de ellas también hay vida y se pueden hacer muchas cosas.

  • Un vídeo vale más que mil palabras

    Da a conocer tu causa con un vídeo, aunque no sea profesional. Pero antes de ponerte manos a la obra, prepara una sinopsis del contenido. Un llamamiento acompañado de un vídeo tiene un 80 % más de posibilidades de alcanzar el objetivo.

  • Muéstrate disponible

    Tu llamamiento puede ser objeto de comentarios positivos, pero también negativos. Mantén una actitud cordial y abierta al diálogo, y da siempre las gracias a quien acaba de hacer una donación y ha dejado un comentario.

  • ¡Mil gracias!

    La primera regla de la recaudación de fondos es dar las gracias. Acuérdate siempre de dar las gracias cuando alguien haga una donación, cuando se alcance el objetivo y cuando termine el proyecto.

  • Planifica

    Comienza por la planificación: objetivos del proyecto, repercusión, a quién te diriges, etc. Decide si quieres recaudar fondos de forma permanente o para un objetivo concreto

  • ¿Quiénes te darán su apoyo?

    Antes de redactar el proyecto, decide a quién quieres dirigirte. Si eres nuevo en esto del fundraising, habla a tus posibles donantes y, si ya tienes experiencia, dirígete también a los recaudadores de fondos.

  • Prepara un plan de comunicación

    Planifica cómo difundirás el proyecto: define un calendario para la publicación de las actualizaciones en las redes sociales y por correo electrónico, y recuerda que se trata de involucrar y entusiasmar a quienes te apoyen.

  • Escribe un título claro

    El título del proyecto debe ser directo y claro, y comunicar con pocas palabras qué problema quieres resolver y para quién.

  • Técnico pero comprensible

    Como organización sin ánimo de lucro, te corresponde presentar todos los detalles técnicos del proyecto, pero recuerda que no estás hablando con expertos, así que usa un lenguaje sencillo y sé tú mismo

  • Explica el efecto que quieres conseguir

    El eje de tu proyecto debe ser el impacto que ejercerá en los beneficiarios. Por ejemplo, en lugar de decir “queremos construir una escuela con laboratorios”, el mensaje tendrá más fuerza si dices “queremos dar la oportunidad a los niños del pueblo de ir a una escuela con laboratorios”.

  • Incentiva a los donantes

    Tus donantes estarán encantados de contribuir a tu causa, pero un incentivo nunca está de más. Comprueba qué ventajas fiscales puedes ofrecer y en qué países.

  • Enseña el antes y el después

    Muestra las imágenes del problema y de la posible solución (aunque no sea real, usa imágenes que permitan ver el problema resuelto) a fin de ilustrar la importancia que tiene cada aportación.

  • Respeta la dignidad de las personas

    Retiraremos las fotos que consideremos que atentan contra la dignidad de las personas. Evita ilustrar el problema con vulgaridad, provocaciones o agresividad hacia el lector.

  • Emociona con un vídeo

    Graba un vídeo breve de entre dos y tres minutos de duración. Crea una sinopsis de los contenidos para evitar confusiones. Puede ser de un testimonio, pero es preferible que dejes la explicación en manos de alguien que esté sobre el terreno o se esté ocupando del proyecto.

  • Sé honesto

    Si no consigues alcanzar el objetivo, puedes adaptar la solución a los fondos recaudados. Lo importante es que se lo comuniques a quienes han apoyado tu causa.

  • Da siempre las gracias

    Acuérdate de dar las gracias a los donantes cuando hagan una aportación para un proyecto o un llamamiento. Y da también las gracias a los recaudadores de fondos por su apoyo.

Lee el nuestro Manual de Usuario

Es posible que haya más personas que se hayan topado con el mismo problema o que tengan la misma duda. Busca la respuesta entre el nuestro manual.

Lee el Manual de Usuario

No te agobies, estamos aquí para lo que necesites

Si necesitas ayuda, ponte en contacto con nuestro servicio de atención al cliente; te ayudarán a resolver cualquier problema.

Habla con nosotros